El tratamiento de las varices con aloe vera

En la actualidad muchas personas tienen varices, un problema que afecta mayoritariamente a las mujeres. Seguidamente vamos a hablar del tratamiento de las varices con aloe vera.

 

Qué son las varices

Las varices son unas dilataciones que se producen en las venas que se acaban retorciendo debido a la dilatación de los vasos sanguíneos. Suelen ser más frecuentes en la zona de las piernas y en algunos lugares tiende a aumentar debido a que la presión sanguínea es mayor.

Qué efecto tienen las varices

Las varices hacen que las paredes venosas acaben debilitándose y se acumule la sangre en venas superficiales.

A diferencia de la celulitis, las varices no son tan sólo un problema estético, ya que conllevan calambres, picores, pesadez e incluso pueden llegar a producir problemas más graves como la flebitis, hemorragias e incluso en algunas ocasiones trombosis. No obstante, en la mayor parte de los casos no llega a tal gravedad.

Las varices no se pueden curar salvo si se realiza cirugía. Es por ello que los tratamientos están enfocados a evitar las consecuencias negativas y prevenir que se formen nuevas varices.

Cómo prevenir las varices

Para prevenir las varices lo más importante es una buena alimentación que contenga la menor cantidad posible de grasas saturadas así como eliminar las toxinas favoreciendo de esta forma la circulación de la sangre.

Otro enemigo de las varices es el sedentarismo, por lo que deberemos practicar ejercicio físico regular.

Cómo tratar las várices

El aloe vera nos puede proporcionar gran parte de las vitaminas, nutrientes y minerales necesarios para una buena alimentación. Por otra parte también actúa sobre el sistema renal de forma que se disminuyen las toxinas.

También es recomendable utilizar cremas tópicas con aloe vera que nos sirvan para mejorar tanto el estado de nuestra piel como el de las paredes de las venas.

Es por ello que dentro de un tratamiento contra las varices es muy recomendable utilizar aloe vera.