Aplicaciones y usos terapéuticos del aloe vera

En esta ocasión vamos a analizar las aplicaciones y usos terapéuticos del aloe vera, destacando fundamentalmente los relacionados con la piel.

Acidez de estómago

La sábila ayuda a regular el pH además de que consigue un equilibrio de las bacterias gastrointestinales. Esto elimina la acidez estomacal además de que actúa sobre la mucosa intestinal de forma que regulariza el funcionamiento.

Evitar el envejecimiento

Otra de las propiedades más conocidas del aloe vera es que cuenta con propiedades rejuvenecedoras. Permite el aumento de células fibroblásticas, las cuales se encuentran en la dermis y son las responsables de la formación del colágeno. Por otra parte también aporta proteínas que flexibilizan la piel y la mantienen tersa.

Esto hace que incluso las arrugas ya existentes disminuyan, además de evitar la aparición de otras nuevas.

Reumatismo y artritis

Ambos trastornos son muy dolorosos y afectan tanto a articulaciones como a tejidos y ligamentos o músculos. El aloe vera cuenta con enzimas que evitan la formación de sustancias no digeridas, con lo que consiguen evitar una reacción muy habitual presente en los procesos artríticos y reumáticos.

Mejora el asma

El asma es un conocido problema respiratorio que afecta a muchas personas y que generalmente viene acompañado de bronquitis. En el momento de una crisis, el paciente cuenta con dificultad para respirar, tiene sofocos y nota el pecho cargado y oprimido. Lo normal es toser para liberar la mucosidad generada.

El aloe vera cuenta con efecto broncodilatador, por lo que permite reducir esta sensación de forma rápida. Además cuenta con propiedades inmunomodulantes y antiinflamatorias, con lo que se reducen los síntomas del asma alérgico.

Contra la caída del cabello

Hay muchos factores que pueden generar una excesiva caída de cabello como lo son el estrés, trastornos hormonales, dietas inapropiadas o incluso un mal uso de determinados cosméticos capilares.

El aloe vera cuenta con una composición similar a la queratina además de que contiene aminoácidos idénticos a los del folículo del cabello.

Por otra parte también tiene acción fungicida y bactericida.

Para cicatrizar las heridas

La sábila ayuda a que las cicatrices sean más rápidas, incluso llegan a formarse en la mitad de tiempo sin que se formen queloides. Esto se debe a que el aloe vera ayuda a reconstruir los tejidos permitiendo a la vez que el oxígeno llegue a la herida.

Tiene efecto coagulante

Cuenta con una gran cantidad de calcio, potasio y celulosa, por lo que en las lesiones se forma una red de fibras que ayudan a las plaquetas a fijarse, permitiendo una coagulación más rápida.

Contra el colesterol

La sábila reduce los niveles de colesterol ya que lo emulsionan y facilitan la eliminación del organismo. Esta disminución puede incluso alcanzar los 14 puntos.

Placa dental

Gracias a su acción bactericida, el aloe vera actúa sobre la placa dental además de limpiar en profundidad nuestros dientes.

Mejora la digestión

Gracias a la gran cantidad de enzimas, mejora la digestión además de que rehidrata y regenera nuestro aparato digestivo. Como ya hemos comentado neutraliza el pH y estimula la flora bacteriana, de forma que favorece la absorción de sustancias y la destrucción de residuos.

Por otra parte también es muy útil para eliminar las flatulencias.

Actúa contra el dolor

La sábila tiene efecto sedante gracias a los analgésicos naturales que contiene. Por otra parte tiene propiedades antiinflamatorias y puede alcanzar las capas más profundas de la piel.

El aloe vera es hidratante

Se trata de un humectante fabuloso para nuestra piel, ya que transporta nutrientes y alcanza todas las capas de la misma.

Gracias a los polisacáridos tiene un efecto barrera, con lo que se dificulta la pérdida de agua de la piel.

Eliminación de manchas

Otro de los beneficios es que ayuda a eliminar las manchas de la piel, en especial las generadas en personas de edades avanzadas o por la exposición al sol.

Elimina el exceso de melanina, y estos efectos pueden conseguirse aplicando directamente la planta sobre la piel.

Mejora la piel

El aloe vera tiene acción antiséptica, hidratante, antibacteriana y antibiótica, por lo que permite aumentar hasta en 8 veces la producción de las células encargadas del colágeno natural. Con ello se favorece la regeneración de nuestras células, lo que la hace muy útil para tratar problemas como el acné, la dermatitis, la psoriasis, los eczemas, la celulitis, hemorroides, verrugas y arrugas entre otros.

Protege de los rayos UVA

Estos rayos son los principales responsables de las quemaduras solares y pueden llevarnos incluso a padecer cáncer de piel.

Un buen protector solar que contenga aloe vera no sólo nos protege de los rayos ultravioleta alfa, sino que a su vez rehidrata y protege nuestra piel.

Psoriasis

Aunque todavía no se conoce el origen de la enfermedad, es bastante habitual en todos los países.

El aloe vera lleva ya varios años utilizándose contra este problema que por norma general tiene muy difícil curación.

Mejora las quemaduras

Fundamentalmente, la sábila es muy buena contra las quemaduras porque tienen una estructura como la del ácido acetilsalicílico además de magnesio. También es antimicrobiano, evitando la infección, y actúa sobre el mecanismo de las prostaglandinas.

Todo esto permite que en muchas ocasiones se cierre la herida pero sin llegar a crear cicatriz.

Combate la seborrea

Gracias a su acción fungicida y antibacteriana consigue combatir la seborrea.

Es un tónico reconstituyente

La sábila cuenta con tantos nutrientes y compuestos saludables que sin duda se trata de un fantástico tónico reconstituyente. Eso sí, para ello es muy importante eliminar la aloína.

Mejora los esguinces y torceduras

El ale vera se utiliza mucho en el mundo del deporte gracias a que ayuda a tratar tanto el dolor como los derrames provocados por torceduras y esguinces.

Por otra parte, su capacidad antiinflamatoria permite una regeneración mucho más rápida.

Combate las úlceras bucales

La sábila se utiliza para tratar las úlceras bucales además de otros problemas como gingivitis, ampollas, etc.

Reduce tanto el dolor como el sangrado y la inflamación, además de tener propiedades fungicidas, bactericidas y antivirales.

Además, al tener efecto cicatrizante ayuda a que desaparezcan lo más rápido posible.

Ayuda contra la varicela

Finalmente y para terminar los usos más habituales para el aloe vera, se trata de un gel que permite calmar tanto el prurito como desinfectar y cicatrizar sin la formación de queloides.

2 opiniones en “Aplicaciones y usos terapéuticos del aloe vera”

Comentarios cerrados.