La protección solar y el aloe vera

Ya se va acercando el verano y cada vez va siendo más necesario tomar medidas para protegernos de la radiación solar. En esta ocasión vamos a relacionar la sábila como protección solar y el aloe vera que nos será de gran utilidad para evitar los procesos degenerativos.

Las cremas solares con aloe vera

Por todos es sabido que es imprescindible utilizar protector solar cuando tomamos el sol. No obstante, hay que considerar que todos los protectores solares no tienen la misma calidad, ya que uno de los elementos imprescindibles que debemos tener siempre en cuenta es que dicho protector solar cuente con algún componente que hidrate nuestra piel.

Aquí es donde entra en juego el aloe vera, ya que además de hidratar la piel de forma totalmente natural y efectiva también consigue aumentar hasta en ocho veces la producción de células encargadas del colágeno natural. Esto es muy útil para evitar el efecto envejecedor del sol en nuestra piel.

Esta crema solar deberemos utilizarla especialmente en la zona del rostro ya que cuenta con la piel más sensible al sol además de que tiene mayor tendencia a la aparición de manchas, envejecimiento prematuro y arrugas.

Cremas con aloe vera para después de tomar el sol

Además de utilizar un protector solar con aloe vera, es importante hidratar bien nuestra piel una vez que hayamos terminado de tomar el sol.

Esto es especialmente necesario en el caso de que haya aparecido alguna quemadura, ya que el aloe vera es uno de los remedios más efectivos para curar las quemaduras de la piel.

Por otra parte, si nos hemos llegado a quemar, al aplicar el aloe vera sobre la piel quemada lo más probable es que no lleguen a aparecer ampollas inclusive en casos más graves. Por otra parte, también es muy útil para evitar que la piel se acabe resecando y la epidermis se vaya desprendiendo, algo que puede llegar a dar lugar incluso a manchas solares irreversibles.