Las propiedades farmacológicas del zumo de sábila

La sábila contiene una serie de propiedades farmacológicas muy interesantes. No obstante, en esta ocasión nos vamos a centrar en las propiedades farmacológicas del zumo de sábila. El aloe vera cuenta con una composición química muy compleja que le permite actuar frente a un amplio abanico de afecciones orgánicas distintas basadas en actividades terapéuticas. De entre los beneficios que encontramos podemos destacar los siguientes:

  • Gases.
  • Halitosis.
  • Aftas en la boca.
  • Encías sangrantes.
  • Propiedades antiinflamatorias.
  • Propiedades anti ulcerosa.
  • Cicatrizante de heridas.
  • Antipsoriásico.
  • Antiviral.
  • Inmunoestimulante.
  • Disminuye el nivel de grasas.
  • Disminuye el nivel de lípidos.
  • Disminuye el nivel de colesterol.
  • Disminuye el nivel de triglicéridos.
  • Tener capacidad antitumoral.
  • Tiene capacidad antioxidante.
  • Tiene capacidad anti envejecimiento.
  • Actúa contra las úlceras gástricas.
  • Soluciona problemas gastrointestinales.
  • Ayuda en la hernia de hiato.
  • Mejora la gastritis.
  • Mejora el colon irritable.
  • Actúa contra la colitis ulcerosa.
  • Actúa frente a la enfermedad de Crohn.
  • Mejora las infecciones gastrointestinales.
  • Mejora el estreñimiento.
  • Regula los niveles de glucosa.
  • Regula los niveles de ácido úrico.
  • Regula el colesterol.
  • Regula la hipertensión.
  • Tiene efecto depurativo.
  • Tiene efecto tonificante.
  • Tiene efecto anticelulítico.
  • Mejora el estado de la diabetes.
  • Es ideal para el tratamiento de infecciones hepáticas como la hepatitis.
  • Ayuda a eliminar las secreciones de las vías respiratorias superiores, por lo que es fantástico para las personas asmáticas.
  • Mejora las afonías.
  • Regula la circulación sanguínea, mejorando las várices.
  • Es muy adecuado para la artritis.
  • Mejora los reumatismos.
  • Disminuye los dolores y desajustes menstruales.
  • Actúa contra el dolor de espalda.
  • Actúa contra el dolor de músculos.
  • Mejora el dolor en las dislocaciones.
  • Evita el entumecimiento.
  • Previene los trastornos musculares.
  • Es efectivo para luchar contra los problemas de corazón.
  • También es efectivo contra la angina de pecho.
  • Es un remedio muy utilizado contra dependencias como el tabaquismo y el alcoholismo.
  • Mejora el estado de las quemaduras.
  • Ayuda a la cicatrización de heridas profundas.
  • Soluciona infecciones oculares como la conjuntivitis, sequedad y los orzuelos.
  • Es beneficioso para luchar frente a la otitis y la sinusitis.